Ermita de los Santos Mártires

Historia

Fundada durante el siglo VII reinando el rey visigodo Suintila, como sede del obispo asidonense Pimenio. Utilizándose elementos de una villa romana se reconstruye en el año 630.
Considerada como uno de los monumentos religiosos más antiguos de Andalucía, ha sido objeto de diversas modificaciones (1876,1943). En la actualidad se encuentra abierta al público para su visita.

Descripción artística

Arquitectura.

La parte más antigua estáformada por un torreón, realizado con sillares de piedra y sillarejos, siendo su almenado de características árabes. Ha tenido diversos procesos constructivos el siglo II, los siglos IX-X y el siglo XIV. Cercana a la misma hay un pozo de origen romano rematado con una cruz de factura visigoda.
El acceso principal consta de un pórtico modificado en la reforma de 1871 sufragada por los fieles. Dicha entrada queda rematada por una espadaña de tradición popular andaluza y un campanario. Dentro del pórtico reformado en 1871 se abre la antigua portada formada por un arco de medio punto peraltado y escudo de Santiago Matamoros en su clave, franqueado este vano por dos azulejos.
Una pequeña plazoleta se abre delante del edificio. Por las inscripciones que se conservan en el lugar puede datarse su fisionomía al siglo XIX.
La ermita ha sido objeto de diferentes modificaciones la iglesia actual se erige a finales del siglo XV por los reyes de Castilla quedando unida a la antigua edificación. De planta rectangular está formada por tres naves la central más alta y ancha que las laterales, gruesos muros con pronunciados contrafuertes exteriores y cubierta a dos aguas con teja árabe.
La separación de las naves se realiza con columnas procedentes de material de acarreo romano, siendo el artesonado de factura reciente aunque se hace difícil interpretar esta parte dada las modificaciones que ha sufrido.

Obras destacables.

Los elementos materiales que demuestran el origen visigodo están repartidos a lo largo de la iglesia. Así se aprecian la epigrafía visigoda fundacional de la iglesia o un arco apuntado con decoración entre otros vestigios.
De entre los múltiples retablos esculturas y pinturas podemos destacar la cabecera donde encontramos el camarín de la virgen de trazado octogonal y elevado sobre pilastras de orden jónico con adornos, se remata el conjunto por una cúpula de media naranja y aristas con óleos de la vida de la virgen y Jesucristo. En el camarín se sitúa la virgen del Loreto, la talla de estilo barroco fue traída de Italia por Juan de Vieira en 1666.
Reseñable es la imagen de Santa Ana y la virgen niña obra datada en el siglo XVI y que se corresponde con el final del gótico. Dicha imagen fue robada y recuperada por la policía.
Por último para algunos autores la imagen del siglo XVIII sobre podio de mármol que representa a la virgen María con el niño Jesús en brazos podría proceder del convento de los franciscanos descalzos de nuestra señora de los ángeles, de Cádiz, que fue víctima de las desamortizaciones del siglo XIX y cuyo solar es hoy ocupado por la plaza de abastos y el edificio de correos.

Referencias

Bibliografía.

  • Caro Cancela, D. (Coordinador): “Historia de Medina Sidonia: Historia del arte”. Tomo 3. Diputación de Cádiz. 2011.
  • Ramos Romero. M: “Medina Sidonia: Arte Historia y Urbanismo”. 2ª Edición. 2014

Webgrafía.

 

  • Loreto
  •  MTZ9396
  • Altar
  • Arco
  • 20140912 201551
  • MED065
  • 20140912 195113
  • FOTO ERMITA ALBERTO ARQUEÓLOGO
  • MED073
  •  MTZ9340
  • Campana
  • Resena Historica Epoca Visigoda

     

    Información adicional

    • Dirección: Lugar de los Santos (afueras de Medina Sidonia)