Convento de Jesús, María y José

Historia

Fundado bajo la protección de Don Diego de Iparraguirre, marino y cargador de indias se funda el convento en el solar donde se encontraban las ruinas de la ermita de la consolación. La construcción de la iglesia y convento fue encargada al maestro Juan bautista de la Rica ejecutándose las obras entre 1688 hasta 1692.
Un hecho singular es la llegada en 1801 de Simi Cohen Levi, joven judía que llega desde Gibraltar para tomar los hábitos de la orden. Hasta 1887, fecha de su muerte, sus acciones piadosas y su dedicación a los demás que la han envuelto en un halo de santidad. Es por ello que sigue siendo venerada en la iglesia en una hornacina.
El convento ha mantenido su funcionalidad hasta la actualidad en la que sigue regentado por las hermanas Agustinas Recoletas que además, tienen un obrador de dulces artesanales y licor rompope para su venta al público.

Descripción artística

Arquitectura.

El exterior se caracteriza por su sobriedad, formada por dos portadas que dan acceso a la iglesia y al convento y otra por la que se accede a la iglesia franqueada por cañones de la armada española. Las tres portadas son adinteladas rematadas por un frontón, la parte superior está formada por vanos que hacen de ventanas con escasa o inexistente decoración. Sobresale en el tejado una estructura de planta octogonal y ventanales rematados por un frontón, dicha estructura alberga la cúpula que podemos ver en el interior.
Por último el edificio cuenta con una torre campanario de planta cuadrada realizada en el siglo XVIII por Fernando Cebada que se remata con un tambor ortogonal decorado con azulejos.
La vida en el interior del convento gira en torno al claustro, de planta cuadrada y dos pisos. El primero de los cuerpos está formado por columnas toscanas de mármol mientras que el segundo, tiene simples vanos rectangulares.
La iglesia tiene una planta formada por un octógono cubierta por una cúpula visualmente entre la media naranja y la elipse. Los tramos rectos se hacen con bóveda de cañón con lunetos. La decoración de la bóveda realizada al fresco representa la vida de san Agustín, armonizando representaciones arquitectónicas con figuras.

Obras destacables.

El retablo mayor realizado en madera sobredorada fue confeccionado por Francisco de Bartolomé y Medina, dorándose por Juan Bautista Severino entre finales del XVII y principios del XVIII ocupa la hornacina central un conjunto de la Sagrada Familia. Por otro lado en las naves laterales aparecen diferentes retablos en madera policromada y de estilo barroco que rinden culto a diferentes deidades.
Por último es necesario hacer referencia a la existencia de un cuadro que representa a la Sagrada Familia, obra del pintor asidonense Juan Simón Gutiérrez de la escuela de Murillo y la talla de la Virgen de la Galeona obra del siglo XVII que acompañaba al fundador del convento en sus viajes de ultramar.

Referencias

Bibliografía.

  • Caro Cancela, D. (Coordinador): “Historia de Medina Sidonia: Historia del arte”. Tomo 3. Diputación de Cádiz. 2011.
  • Ramos Romero. M: “Medina Sidonia: Arte Historia y Urbanismo”. 2ª Edición. 2014

Webgrafía.

 

  • 100 0529
  • 100 0530
  • 100 0531
  • 100 0533
  • DSC 0029
  • DSC 0031
  • DSC 0035
  • IMAGEN FACHADA

     

    Información adicional

    • Dirección: Plaza de las Descalzas, 2